15 abr. 2013

Para muchos, Facebook ya no es tan divertido

NUEVA YORK -- Si quiere usted enterarse de lo último en Facebook, sólo tiene que contemplar al rebanador de bananas Hutzler 571.

En algún momento el año pasado, los usuarios de Facebook empezaron a compartir en tono de broma reseñas sobre el rebanador, un pequeño artefacto doméstico de color amarillo y forma de banana. Fueron compartiendo con amigos que fueron compartiendo con otros amigos. Poco después, Amazon empezó a pagarle a la gente para promover el producto, y las reseñas se volvieron ubicuas en la red social.

En cierto momento, el chiste se volvió aburrido. Pero surgía una y otra vez, como esa broma que el abuelito cuenta todo el tiempo y que ya a nadie le causa risa.

El fenómeno del rebanador se ha vuelto común en Facebook, y ello invita a reflexionar: ¿Se ha vuelto aburrido ese sitio social?

Muchos usuarios, especialmente los adolescentes y veinteañeros, están aburridos del sitio, de la interminable perorata de comentarios, de las fotos que a nadie le interesa, de las inexplicables solicitudes de conectarse.

¿Acaso se ha vuelto Facebook otra más de nuestras muchas tareas cotidianas? ¿Acaso se han hundido los momentos más importantes en la vida de nuestros seres queridos, en el fango de los comentarios inocuos y chistes superficiales?

"Cuando tuve Facebook por primera vez me pareció lo máximo. El que tenía Facebook era parte del grupo porque todo el mundo lo tenía", expresa Rachel Fernandez, una chica de 18 años que se registró en el sitio hace cuatro ó cinco años.

¿Y ahora?

"Facebook se ha vuelto medio aburrido", declara.

Siempre se ha hablado del inminente declive de Facebook. Algunos dicen que la gente se ha cansado, otros dicen que perdió su atractivo cuando la gente mayor comenzó a meterse. Un estudio reciente del Centro Pew para el Estudio de la Internet y la Familia determinó recientemente que un 61% de los usuarios de Facebook se han tomado una pausa debido a razones como "demasiados chismes" o "aburrimiento". Otros dijeron que simplemente no tienen tiempo para eso.

Si llegan a disminuir los usuarios de Facebook, o incluso si se conectan con menos frecuencia, las ganancias de la empresa podrían verse afectadas. El sitio, que se mantiene gracias a la publicidad, registró ganancias de 5.100 millones de dólares en el 2012, en comparación con 3.700 millones de dólares el año anterior.

Pero hasta ahora, por cada persona que ha abandonado el sitio, varias más se han incorporado. Facebook tiene más de 1.000 millones de usuarios en todo el mundo. De ellos, 618 millones revisan su cuenta a diario.

De hecho Fernandez, quien vive en Traverse City, Michigan, no ha abandonado a Facebook. Aunque no le presta mucha atención al torrente de comentarios, fotos y videos colgados por otros usuarios, lo usa para comunicarse con gente cercana, como por ejemplo un estudiante de intercambio alemán al que conoció dos años atrás.

Fernandez usa Facebook como otros usan el teléfono o el correo electrónico. Prefiere usar al sitio social porque es donde están todas sus amistades cercanas. Es por ello que la principal ventaja de Facebook podría convertirse también en su principal desafío.

"Nunca hemos visto un sitio de socialización por internet que le funcione a todos", comenta Danah Boyd, un experto en comunicaciones por internet en Microsoft Research. "La gente no tiene ganas de saber todo lo que pasa con todo el mundo a que ha conocido en su vida"


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada