29 abr. 2015

LG G4: de cuero y con «supercámara»

El terminal de la firma sucroreana, que estará disponible en España en mayo, apuesta por el diseño y el sensor fotográfico.

Sabíamos que sería algo especial. El nuevo LG G4 era uno de los últimos «smartphones» de gama alta que quedaban por salir este año, y toda la atención estaba puesta en el siguiente paso de la firma coreana. Un paso difícil y con una competencia, como la de Samsung, HTC, Apple, Huawei o Sony, más que decidida a echar el resto.

La sorpresa, sin embargo, y a pesar de una serie de filtraciones que permitieron ver antes de tiempo imágenes y características del nuevo terminal, estuvo a la altura de las expectativas. Con una gran pantallade 5.5 pulgadas, su forma ligeramente curva, su trasera de piel y su excepcional cámara como explicó ABC hace unas semanas (además de un procesador totalmente inesperado), el nuevo buque insignia de LG acaba de ser presentado en una serie de eventos simultáneos en varias ciudades del mundo.

No cabe duda de que se trata de un «smartphone» que llama poderosamente la atención. Su aspecto, en efecto, es «diferente» a lo que acostumbramos a ver, salvo excepciones, en otros fabricantes. Samsung, por ejemplo, se diferenció con un teléfono de pantalla doblemente curvada (el Galaxy 6 Edge), algo que desde luego destaca a primera vista.

Y LG lo ha hecho con un terminal que es ligeramente curvo, que tiene lacubierta trasera forrada en cuero natural (hecho a mano y en seis colores diferentes) y que luce, firma de la casa, todos sus botones físicos también en la parte trasera. Por supuesto, los que prefieran un acabado más tradicional tienen otras opciones: blanco cerámico con diseño 3D, metálico o dorado. La curvatura del nuevo G4, aparte de estética, supone que el teléfono es hasta un 20 por ciento más resistente a caídas que uno con pantalla plana.

En cuanto a las dimensiones (148,9 x 76,1 x 6,3 – 9,8 milímetros), estamos ante un terminal que es ligeramente más alto y más ancho que el anterior G3. Su peso es de 155 gramos, nada mal para tener una pantalla tan grande. La tapa trasera de cuero puede retirarse, dando acceso a la batería, la tarjeta SIM y la micro SD para ampliar la memoria. En palabras de Juno Cho, presidente de la división de telefonía móvil de LG, el nuevo G4 «es el teléfono más ambicioso que hemos creado nunca».

Pero veamos. Si empezamos por la pantalla, estamos ante una Quad HD IPS Quantum, la primera en su género, que incorpora tecnología de nano cristales («quantum dot»), capaces de reflejar la luz con un 20% más de color, un 25% más de brillo y un increíble 50% más de contraste que las pantallas Quad HD convencionales. Su resolución es de 2.560 x 1.440 píxeles, con una densidad de 534 píxeles por pulgada. Se trata, además, de la primera pantalla Quad Hd que usa tecnología, Advanced In-Cell Touch (AIT), que permite unir en una misma capa un panel LCD con un sensor táctil. Es decir, que LG ha conseguido eliminar capas de la pantalla y hacerla más fina, más sensible al tacto y con una mayor capacidad para reproducir los colores.
La cámara excepcional

Por supuesto, una pantalla así necesita de una cámara que sea capaz de sacarle partido. Y todo apunta a que, en efecto, estamos ante una de las mejores cámaras jamás instaladas en un teléfono móvil. El sensor es de 16 megapíxeles, y destaca la apertura F1.8, una característica que le permite absorber hasta un 80% más de luz que el anterior LG G3 y conseguir imágenes de calidad incluso en los ambientes peor iluminados. La cámara, además, cuenta con un estabilizador óptico de imagen (OIS 2.0), que dobla el rendimiento del modelo anterior (el rango de estabilización pasa de uno a dos grados en los ejes X e Y) e incluye, por primera vez, un tercer eje de estabilización.

Igual que en el modelo anterior, el enfoque automático se realiza con láser, por lo que es prácticamente instantáneo (0,2 segundos), pero esta vez con la ayuda de un segundo sensor, de espectro de color (CSS), que es capaz de leer los valores RGB de la luz de cualquier escena y también la luz infrarroja que reflejan los objetos y ajustar, gracias a esa información, tanto el balance de blancos como el color del flash para que las fotos sean lo más naturales posible. Estas grandes capacidades pueden aprovecharse de forma instantánea con la función Quick Shot (disparo rápido), gracias a la cual, pulsando dos veces seguidas el botón trasero, podremos hacer una foto de inmediato, sin necesidad de tener que abrir la aplicación de la cámara y aunque la pantalla esté apagada.

Otra característica destacada es la posibilidad de guardar las imágenes, además de en JPEG, también en formato RAW, mucho más pesado pero que conserva toda la información de la imagen y permite una edición de mucha más calidad. La cámara frontal es de 8 megapíxeles y, como en el anterior G3, puede activarse con gestos, abriendo y cerrando dos veces la mano frente a la cámara. La novedad es que ahora es posible obtener hasta 4 fotos en intervalos de dos segundos. Habrá que probar todas estas características cuando el terminal llegue al mercado, y compararlas con las de sus rivales, que también han hecho de la fotografía uno de sus puntos más fuertes.
Un procesador «sorpresa»

Lo que sí ha sido una auténtica sorpresa es el procesador. Y la elección de un Qualcomm Snapdragon 808 de seis núcleos en lugar del esperado Snapdragon 810 con ocho (que es el que incorporan los nuevos HTC One M9 y Sony Xperia Z4), es algo que da mucho que pensar. ¿Habrá tomado LG esta decisión para evitar el excesivo calentamiento detectado hace unos meses en algunas pruebas con el 810? ¿O quizá para poder bajar algo el precio y aventajar a la competencia en este aspecto? Los expertos de la firma justifican la elección afirmando que nunca se utilizan los ocho núcleos al mismo tiempo y que con seis se pueden conseguir los mismos resultados, pero con la ventaja de consumir menos batería. Habrá que comprobarlo cuando podamos tener un terminal para pruebas en la mano.

Lo único cierto por ahora es que, por lo menos sobre el papel, el rendimiento del 808 es inferior al del 810, por mucho que el mismísimo Paul Jacobs, Presidente de Qualcomm, haya aparecido en la presentación del G4 en Nueva York para asegurar que se ha tratado de un desarrollo conjunto con LG y especialmente pensado para este modelo de smartphone. «LG y Qualcomm - dijo Jacobs- han colaborado desde el principio en el desarrollo del Snapdragon 808 para afinar lo mejor posible y que el LG G4 pueda ofrecer las mejores funcionalidades». De hecho, es la primera vez que el Snapdragon 808 aparece en escena. Veremos...

El procesador se apoya en una RAM de 3 GB, como la mayoría de los «smartphones» de gama alta, y tiene una batería de 3.000 miliamperios. Igual que en el. Ídolo anterior, LG ha aplicado una serie de tecnologías propias que le permiten «estirar» hasta en un 30 por ciento la duración de la batería, algo muy de agradecer y, sobre todo, muy necesario cuando hablamos de pantallas grandes y de resoluciones muy altas. La memoria de almacenamiento es de 32 GB, ampliable con tarjetas Micro SD.
Nueva interfaz

Con el nuevo G4, LG sigue formando parte del «club» de fabricantes que ha decidido colocar su propia interfaz de usuario sobre la que ofrece el sistema operativo, que en este caso es Android 5.0. La nueva interfaz se llama UX 4.0 y es la primera vez que aparece en un smartphone. Gracias a ella, es posible acceder a una serie de configuraciones avanzadas, como por ejemplo la ya mencionada de Disparo Rápido, que permite hacer fotos sin tener que abrir la cámara y con la pantalla apagada, haciendo doble clic en el botón trasero. Todo un ahorro de tiempo para las fotos «urgentes» aunque hay que decir que el tiempo que tarda en abrirse la cámara es de apenas 0,6 segundos. Otras funciones permiten que las fotos se organicen automáticamente en álbumes y colecciones, o unificar calendarios y eventos de redes sociales en un único sitio.

El LG G4 se lanza el 29 de abril en Corea y estará disponible en España a finales de mayo o principios de junio. Los precios se anunciarán localmente en cada mercado. Una muy buena estrategia sería colocarlo por debajo de los 600 euros.

Características técnicas
Pantalla: Quad HD IPS Quantum de 5.5 pulgadas
Dimensiones: 148,9 x 76,1 x 9.8 milímetros
Peso: 155 gramos
Capacidad: 32 GB
Procesador: Qualcomm Snapdragon 808
RAM: 3 GB con ranura para microSD
Cámara: 16 megapíxeles con apertura de F1.8 y frontal de 8 megapíxeles
Batería: 3.000 mAh
Sistema operativo: Android 5.1 Lollipop

0 comentarios:

Publicar un comentario