19 sept. 2014

iOS 8, mejor teclado, correo y notificaciones

El nuevo sistema operativo de Apple se inspira en algunas características de Android

El teléfono estrella crece
Apple lanza iPhone 6 y 6 Plus

Se anunció en junio, pero solo para los desarrolladores. Tres meses después, dos días antes de que la nueva generación de iPhone, 6 y 6 Plus, salga al mercado en Estados Unidos, ya se puede instalar iOS 8, el nuevo sistema operativo para móviles y tabletas de Apple.

La primera sorpresa llega al intentar instalarlo. Después de tres intentos, comienza la descarga. El teléfono, en el caso de esta prueba, no avisa para indicar que ya está la actualización en los servidores de Apple, sino que es necesario ir a configuración y comprobarlo manualmente. La siguiente es que, aunque el archivo es de 1,1 gigas, es necesario contar con 4,6 gigas de espacio libre en el aparato para que la instalación se efectúe sin problemas. La recomendación general es limpiar antes de descargar el archivo. Lo normal es revisar qué aplicaciones ocupan más espacio y eliminarlas. Lo mismo con fotos y vídeos. En el caso de los modelos con menos memoria, la mejor opción sería hacer una copia de seguridad previa en un ordenador, eliminar todas las fotos y proceder con a la descarga e instalación.
La sensación inicial con el sistema operativo es la sencillez. Las notificaciones, hasta ahora difíciles de controlar por su frecuencia y cantidad, son asumibles. Se pueden gestionar sin necesidad de desbloquear la pantalla: ya sea para contestar un SMS, modificar una cita o recibir un correo de un remitente marcado como importante. Esta es la primera gran similitud con Android, que lo incluía desde hace un par de años. La pestaña dedicada al día en curso ayuda a no perderse en la maraña de avisos. Se mantiene en la misma la cotización de la bolsa, el calendario y la previsión meteorológica.

El menú de búsquedas ha sufrido grandes cambios. Ya no busca solo dentro del aparato, en apps y correos, sino también e Internet. Muestra resultados de Wikipedia, medios de comunicación, mapas de Apple, su tienda de aplicaciones, libros y contenido digital.

Siri, su asistente de voz, crece. Quiere ser más práctico y no solo una forma de jugar a hacer chistes y bromas con amigos. La inspiración es clara, Google Now, el nativo de Android, mucho más sobrio e impersonal, pero efectivo. Ahora es capaz de reconocer canciones -usa la tecnología de Shazam- y después comprarlas en iTunes sin tocar la pantalla. Es solo un primer paso. Todavía queda por ver cómo será la integración con aplicaciones dedicadas a la domótica con indicaciones como “apaga las luces” o “sube la temperatura”.

El éxito de Mailbox, una aplicación para gestionar el correo, ha hecho daño a Apple. Mail, su servicio por defecto, se ha remozado. No es casualidad que, al escoger un mensaje y deslizar el dedo hacia la izquierda salga un menú diferente que si se hace en sentido contrario. Facilita el envío a la papelera, añadido de etiquetas, almacenado o contestar. Son nuevos gestos para aprender, pero que a la larga ahorran tiempo. Se pueden añadir alarmas para recibir una notificación cuando el remitente conteste a un correo concreto.

La forma en que funciona el teclado recuerda mucho a las últimas versiones de BlackBerry. Con cada palabra que se teclea se ofrece una sugerencia para evitar terminarla. Los términos aparecen en una nueva franja encima del teclado.

La cámara de fotos es una de las fortalezas del móvil de Apple. iPhone 6 y 6 Plus incluyen nuevas lentes, pero las versiones anteriores del aparato se benefician de una mejor gestión del carrete y software de retoque más potente. Sin necesidad de abrir un programa adicional se puede cambiar el balance de blancos, contraste y cantidad de luz. El control de la grabación en cámara lenta resulta más intuitivo. Al igual que la aplicación de Facebook, Hyperlapse, registra imágenes aceleradas.

La gran incógnita con respecto a iOS 8 es la salud. Para empezar, porque iPhone 6 y 6 Plus son los primeros con el chip M8 que sacará jugo de verdad a sus posibilidades. Para continuar, por la carencia de aplicaciones que muestren su verdadero potencial. Health, como llaman al centro de control de aplicaciones relacionadas con la salud pretende ser el lugar donde se almacenan todos los datos de ejercicio realizado, alimentos ingeridos, peso y metas a conseguir al margen del programa usado. Por ahora se limita a un panel general con los datos. Sin demasiado análisis, sin ningún consejo o valor añadido. En los planes de Apple entrar promover el denominado Medical ID, creado en conjunto con algunas compañías sanitarias, para tener un archivo del estado físico de los clientes, que no pacientes.

Es difícil calibrar el rendimiento de la batería pocas horas después de instalar el sistema operativo, pero da sensación de ser igual. Lo mismo sucede con la gestión de aplicaciones en curso, no se aprecia que el funcionamiento general sea más lento, al menos en un iPhone 5S, pero suele suceder que con cada salto de sistema operativo, los aparatos pierdan cierta fluidez.

0 comentarios:

Publicar un comentario